Directorio
Arte y cultura
Ciencia y tecnología
Ciencias sociales
Deportes y ocio
Economía y negocio
Educación y formación
Espectáculos diversión
Internet y ordenadores
Materiales de consulta
Medios de comunicación
Política y gobierno
Salud
Sociedad
Zonas geográficas
 
Servicios

 
 
 






LA CAZA

 

Caza. Cazador cazando con una escopeta.

 
   

1 INTRODUCCIÓN. LA CAZA.

Caza, actividad que se realiza con un arma con el fin de conseguir alimentos o como deporte. Hay dos tipos básicos de caza: con una jauría de perros adiestrados acompañados por seguidores a pie o montados y la que se realiza de forma individual con un arma (rifle o escopeta), con o sin la ayuda de perros adiestrados. En Gran Bretaña y algunas otras partes, el término se aplica normalmente al uso de jaurías. En Europa, Norteamérica, Sudamérica y algunos otros lugares del mundo, el término se usa para ambos tipos. Una modalidad de caza mayor es el safari, cuya finalidad es abatir leones, búfalos, elefantes y otros animales grandes, principalmente en África Oriental.

 

 

Caza. Animales de caza: patos, palomos, liebres...

 

Animales de caza

 

 

Servicios en Internet relacionados con los caza: 


 

 

Una forma especializada de caza, confinada en su mayor parte al subcontinente indio, es la caza del jabalí con lanzas: la presa es perseguida por un jinete armado con una lanza.
La caza con jaurías de perros es muy popular en Inglaterra, Gales, Irlanda y partes de Escocia. Las presas son el zorro, la liebre y, en menor medida, el ciervo. La caza de nutrias está prohibida desde hace tiempo; con jaurías de nutrias ahora se caza el visón. La caza del zorro también es popular en Norteamérica (principalmente en Estados Unidos), donde algunos grupos cazan también coyotes y conejos de cola blanca. En algunas zonas de Europa y Australia también se realiza la caza del zorro. En Europa y otras partes del mundo hay algunas cacerías donde las jaurías siguen un rastro que se ha dejado artificialmente. En Francia todavía se practica la caza del ciervo de acuerdo a métodos y rituales tradicionales.

 


Cazar con un arma ofrece varias formas y numerosas técnicas. Para caza menor y aves se suelen usar escopetas de calibres 12 y 20 y rifles del calibre 22. Para animales grandes y caza mayor es esencial el uso de rifles más potentes. En Norteamérica, algunos cazadores han vuelto al uso del arco y las flechas porque se ve como una forma más desafiante de caza; algunos usan armas que se cargan por la boca. Los métodos y técnicas dependen de las presas. Hay cuatro técnicas básicas: cazar al ojeo o rastreando, cazar a la espera, cazar al acecho y cazar en postura con ojeadores.


La caza al ojeo se usa cuando se sabe que hay caza en el área pero no se divisa un animal específico; supone rastrear y buscar cualquier señal, por muy leve que sea, que denote la presencia del animal. Los buenos rastreadores pueden seguir pistas de varios días. Es necesario el máximo sigilo así como un buen conocimiento del terreno. La caza a la espera es simple: el cazador se coloca en el rastro de un animal y espera a que aparezca la presa. La caza al acecho se hace cuando se divisa una pieza pero está fuera de alcance; en este caso, el cazador intenta llegar dentro del alcance de su arma, aproximándose de forma que no le de el viento hacia la presa porque delataría su presencia. Como en la caza al ojeo, se necesita el máximo sigilo y conocimiento del terreno. En la caza en postura (o de puesto) con ojeadores, una línea de ojeadores se mueven en un área de terreno haciendo ruido para espantar las piezas hacia donde esperan preparados los cazadores. Este método se usaba con frecuencia en la India para las cacerías de tigres. El método de postura con ojeadores se usa con frecuencia para cazar aves (principalmente faisanes y perdices), que son enviadas hacia una línea de cazadores que se encuentran esperando y que pueden estar al descubierto o escondidos.


Para cazar aves acuáticas, como patos y gansos, los cazadores también se esconden en áreas sin visibilidad o camufladas y esperan la llegada de las piezas, a las que intentan atraer dentro de su alcance de tiro por medio de reclamos y cantos de aves. En Estados Unidos los patos salvajes se cazan camuflándose y usando unos mecanismos que imitan el canto de los patos; este método se usa también en algunas partes de Europa (por ejemplo, en los Pirineos franceses) para disparar a bandadas de aves migratorias.


La caza al ojeo con perro es un deporte informal en el que un cazador sale al campo con una escopeta y un perro en busca de piezas de caza menor (conejos, liebres, palomas, patos, perdices, faisanes y otras aves). Este tipo de caza está extendida por todo el mundo. Parecida es la caza con hurones: se meten hurones en madrigueras de conejos para que los saquen fuera y entonces son cazados con la escopeta o atrapados con redes que se sitúan en las bocas de sus escondrijos.


2 CAZA Y CONSERVACIÓN

Durante los últimos cincuenta años ha crecido la concienciación de la importancia vital que supone la conservación de especies animales que son objeto de caza, al comprobarse que un número creciente de animales (por ejemplo, leopardos, tigres y rinocerontes) y, en menor medida aves (algunas de las cuales son muy apetecidas por los cazadores en zonas de Europa), están en peligro de extinción. Esto ha llevado a la creación de parques nacionales y reservas, donde las aves están protegidas y la caza controlada.

A pesar de ello, la situación es delicada especialmente en África Oriental debido a la actividad de cazadores furtivos que buscan marfil y cuernos de rinoceronte, o en Asia, donde los cazadores furtivos exterminan a los tigres por el supuesto efecto medicinal de sus órganos.


En numerosos países hay muchas organizaciones que se ocupan de la caza, en especial en países africanos con grandes reservas y parques de caza como Kenya, Tanzania, Uganda, Zambia, Malawi, Zimbabue y Sudáfrica (donde es especialmente famoso el Parque nacional Kruger). En Asia se ha hecho un esfuerzo enorme para preservar al tigre de la extinción. En Java hay una reserva para proteger a los rinocerontes. En Europa, regiones que solían ser reservas de caza para la realeza y la nobleza se han convertido en parques nacionales; es el caso del Parque nacional de Doñana en el suroeste de España y la reserva de Marchau en Austria.


3 HISTORIA DE LA CAZA


En la antigüedad, las clases sociales más poderosas de Egipto, Grecia y Roma disfrutaban cazando como deporte. El historiador griego Jenofonte argumentaba que la caza es un bien para la sociedad, ya que proporcionaba salud y bienestar al cazador. Las primeras leyes para la conservación de la caza no se promulgaron hasta el siglo XIII, cuando Kublai Kan prohibió cazar a sus súbditos durante la época de reproducción. A lo largo de la edad media, los señores feudales europeos impusieron restricciones a la caza, estableciendo leyes draconianas contra los cazadores furtivos, de manera que la práctica de la caza quedaba limitada a las clases dirigentes. La caza del ciervo con jaurías y caballos y la presa de aves con halcones adiestrados (véase Cetrería) eran pasatiempos populares entre la nobleza.


La invención de la pólvora en el siglo XIV y el desarrollo del rifle de mecha en el siglo XV cambiaron drásticamente los métodos de caza: donde se habían usado la trampa y el lazo, el arco y la flecha, los halcones y las jaurías, las armas hicieron más fácil matar animales a mayor distancia y en mayor número. Sin embargo, la caza con jaurías renació desde el siglo XVI en adelante y se convirtió en popular en Gran Bretaña y otras partes de Europa, extendiéndose gradualmente a otras zonas del mundo; las presas principales eran zorros, liebres y ciervos.


La caza desregulada con escopetas y rifles se incrementó durante el siglo XIX y amenazó con exterminar algunas especies. Los primeros ejemplos ocurrieron en Estados Unidos cuando las garcetas fueron sacrificadas en busca de sus plumas (muy apreciadas en la confección) y manadas de búfalos (véase Bisonte), que una vez se contaron por millones, fueron virtualmente eliminados por cazadores que intentaban hacer negocio con las pieles y por diversión; en 1895 sólo quedaban 400 búfalos en el país.
Otras especies también se vieron amenazadas por la actividad indiscriminada de los cazadores.


Antílopes americanos, venados y cabras montesas fueron diezmados para alimentar a la creciente población del Oeste de Estados Unidos, mientras que en el Este del país la población de aves acuáticas descendió vertiginosamente cuando algunos cazadores llegaron a utilizar cañones que aniquilaban bandadas enteras con un solo disparo. Algunas especies, como la paloma silvestre y la hembra del urogallo, se extinguieron. El clamor popular finalmente forzó a las autoridades estadounidenses a dictar leyes para proteger la vida animal.

 

 






 
 


 

  Filtra tus búsquedas con la tecnología de Google: 



Andandara.com
Estadisticas Gratis

   
   
   
 
Cazador particular

Caza. Cazador particular con un arma de grandes dimensiones.

 
 
Cazador particular

Caza. Cazador particular con un arma de grandes dimensiones.

 
 
Servicios

 

 
 
Servicios

 

 
 
Servicios

 

 


 • Directorio de artículos informativos, estudios y trabajos de investigación. ANDANDARA.COM